Si las entradas que revendes en StubHub no se llegan a vender, siguen siendo tuyas. 


Puedes intentar venderlas por otro sitio o bien dárselas a algún amigo. Solo pagarías una tarifa de venta si las entradas se venden en StubHub.